Patrocinador

Patrocinador
Protocolo y Organización de eventos

jueves, 12 de junio de 2014

Jesús María San Agustín es el campeón

Fútbol sala-infantil-final
Alfonso Ortuño



La final de la categoría infantil de fútbol sala enfrentaba a dos equipos que habían demostrado merecer ser campeones a través de diferentes formas de jugar. Villar Palasí había demostrado durante todo el torneo ser el equipo que mejor fútbol combinativo realizaba. Sus continuos pases, rotaciones y paredes les hacían un equipo muy estético y digno de ver. Por su parte, Jesús María S. Agustín se había ganado un puesto en la final basando su juego en una gran intensidad defensiva y rápidos y mortales contragolpes. Desde luego el partido se presentaba muy interesante.

El único precedente era el partido de liga que acabó con un contundente 7-1 a favor de Villar Palasí. Este resultado sin duda tenía alerta a los jugadores de Jesús María S. Agustín, que sabían que debían mejorar su rendimiento si querían ganar. El planteamiento de Villar Palasí como era de esperar se fundamentaba en mantener la posesión del balón e ir madurando las jugadas hasta encontrar un resquicio en la defensa rival. Sin embargo, Jesús María S. Agustín cambió su habitual planteamiento de defensa replegada en medio campo por una presión asfixiante en campo contrario. Para mantener esta presión eran necesarios cambios rápidos de jugadores para no bajar la intensidad, cosa que fue posible gracias a la profundidad de banquillo de Jesús María S. Agustín.

Planteado el partido por cada uno de los entrenadores, ahora era turno de los jugadores de poner en ejecución esas estrategias. Desde un principio, la presión alta de Jesús Maria desconcertó a Villar Palasí, que no conseguían enlazar varios pases. A pesar de ello, dispusieron de dos ocasiones claras en el primer tiempo buscando la espalda de una defensa de Jesús María muy adelantada. Poco a poco los de San Agustín fueron ajustando la defensa y permitiendo menos ocasiones. Lo que no conseguían hacer era crear peligro, porque a pesar de que maniataban los ataques contrarios, los jugadores de Villar Palasí no permitían que sus pérdidas de balón fueran en zonas peligrosas. Con un partido tan cerrado, era de esperar el 0-0 que campeaba en el marcador al descanso.

La segunda parte seguí por los mismos derroteros. Pero según avanzaba el tiempo las fuerzas iban disminuyendo y ésto iba en favor de Jesús María S. Agustín que disponía de más efectivos. Por fin, una recuperación de balón de Jesús María se tradujo en una contra peligrosa que acabó en gol de Paul. Poco después, y aprovechando los momentos de euforia, un balón a la espalda de la defensa acabó en un bonito gol de vaselina de Rodri. Ese 2-0 parecía definitivo vistas las dificultades de ambos equipos en crear ocasiones. Villar Palasí se repuso y lanzó su ofensiva, Jesús María S. Agustín por su parte replegó un poco sus filas pensando en conservar la ventaja. Y entre la buena defensa y un poco de suerte consiguieron que el marcador ya no se moviera hasta el final. Por tanto....

Jesús María S. Agustín CAMPEÓN!!!!










No hay comentarios:

Publicar un comentario